CONGRESO MEDELLIN 50 AÑOS
Medellín-Colombia, 23 a 26 de agosto de 2018
 
COMUNIDADES DE VIDA Y APRENDIZAJE

Una Espiritualidad de Comunión

“La vivencia de la comunión a que ha sido llamado, debe encontrarla el cristiano en su “comunidad de base”: es decir, una comunidad local o ambiental, que corresponda a la realidad de un grupo homogéneo, y que tenga una dimensión tal que permita el trato personal fraterno entre sus miembros. Por consiguiente, el esfuerzo pastoral de la Iglesia debe estar orientado a la transformación de esas comunidades en “familia de Dios”, comenzando por hacerse presente en ellas como fermento mediante un núcleo, aunque sea pequeño, que constituya una comunidad de fe, de esperanza y de caridad. La comunidad cristiana de base es así el primero y fundamental núcleo eclesial, que debe, en su propio nivel, responsabilizarse de la riqueza y expansión de la fe, como también del culto que es su expresión. Ella es, pues, célula inicial de estructuración eclesial, y foco de la evangelización, y actualmente factor primordial de promoción humana y desarrollo” (Medellín N.10).

Para vivir la espiritualidad de Comunión que está en el corazón del Documento de Medellín, la Metodología del Congreso está basada en Comunidades de Vida y Aprendizaje que abordarán cada uno de los temas que desarrolló Medellín, junto con otros temas emergentes, a partir de los desafíos que la realidad actual nos presenta a la Iglesia latinoamericana y Caribeña.

Los miembros de estas comunidades, “viviendo conforme a la vocación a que han sido llamados, ejerciten las funciones que Dios les ha confiado, sacerdotal, profética y real“, y hagan así de su comunidad “un signo de la presencia de Dios en el mundo” (Medellín N.11).

Las “Comunidades de vida y aprendizaje” del Congreso Medellín 50 años, son un espacio de construcción conjunta, a partir de los dones y los carismas, las experiencias y los saberes, las reflexiones hermenéuticas y las miradas de futuro, de cada una/o de las/os congresistas.

Se encuentran organizadas en 4 núcleos y 22 temas que permitirán identificar las grandes intuiciones teológicas y pastorales de Medellín, oportunas para este momento histórico.

La metodología será ver-juzgar-actuar-revisar-celebrar, y dará lugar a un documento síntesis del proceso vivido y con el aporte de nuevas intuiciones.

Cada participante podrá pertenecer SOLO A UNA “Comunidad de vida y aprendizaje” durante todo el Congreso, con el fin de hacer una experiencia vital, así como dar, recibir y compartir saberes, reflexiones, liturgias y celebrar la vida.

 

EL PROCESO DE LAS COMUNIDADES DE VIDA Y APRENDIZAJE

INSCRIPCIÓN

 

A partir del 2 de mayo de 2018, hasta que se complete el cupo de 30 personas en cada comunidad.

 

  1. INTERACCIÓN VIRTUAL PREVIO AL CONGRESO

 Cada Comunidad de vida y aprendizaje durante los meses de mayo a julio compartirá en un aula virtual:

-Documentos (textos, videos, audios, etc.,) para la lectura y reflexión que podrán ser bajados para compartir en reuniones y actividades pastorales.

Los y las participantes que deseen compartir materiales deberán enviarlos al coordinador de la Comunidad, quien hará el discernimiento sobre la conveniencia o no de su publicación.

 

-Un foro virtual mensual de Contenidos (Comunicación asincrónica). Abordarán temas relacionados con el área pastoral de la Comunidad que busca generar el debate reflexivo y crítico en torno a los desafíos actuales, a la luz del Documento de Medellín.

Un foro de socialización permanente: En este espacio cada participante que se inscriba compartirá sus datos personales y su experiencia pastoral. Servirá para fomentar un ambiente de compartir fraterno entre los miembros de la Comunidad previo al encuentro.

Una Conferencia Virtual (En junio o julio): Será desarrollada por un especialista que prepare el camino para el encuentro presencial. Esta video conferencia no debe ser con ninguno de los ponentes o panelistas.

 

  1. DURANTE EL CONGRESO

Oración: El Congreso pretende ser también un espacio de oración comunitaria que permita escuchar las mociones que el Espíritu va haciendo surgir en los corazones de los participantes. Deberá ser preparada por un equipo responsable en articulación con el coordinador.

Ayudará a tener una experiencia de la espiritualidad Latinoamericana, contextualizada con el tema de la Comunidad y en relación con el momento metodológico del día (Ver, Juzgar, Actuar).

La Comisión de Liturgia del Congreso aportará un guion

 

Panelistas: Tres Expertos presentarán ponencias que recogerán los aportes de Medellín en el área de reflexión de la Comunidad y ayudarán a trazar líneas pastorales hacia el futuro.

  • Primer Panelista:

VER: Presentará signos de vida y muerte en el área específica de la Comunidad. Ayudará a ver los signos de los tiempos, a hacer una mirada creyente de la realidad.

Tiempo: 30 Minutos

  • Segundo Panelista:

JUZGAR: Presentará los Fundamentos Doctrinales del tema específico de la Comunidad. Debe hacer énfasis en el Magisterio Latinoamericano y en los Documentos del Papa Francisco. ¿Por dónde van las intuiciones, reflexiones y aportes de cada comunidad? ¿A qué nos invita la Iglesia?

Tiempo: 30 Minutos

 

  • Tercer Panelista:

ACTUAR: Ayudará a la comunidad a mirar al futuro, presentar las líneas fundamentales de acción, los caminos que debería transitar la Iglesia latinoamericana en el área específica de la Comunidad.

Una Iglesia en salida misionera, pobre para los pobres, en diálogo con el Mundo y en permanente conversión pastoral, deben ser aspectos a tomar en cuenta.

Tiempo: 30 Minutos

    -Experiencias pastorales incidentes:

Para no quedarnos sólo en la reflexión teórica, se compartirán experiencias pastorales significativas, que inspiradas en el espíritu de Medellín y sus aportes teológicos, son testimonio claro de una Iglesia en salida misionera, pobre para los pobres.

  • Se mostraran dos experiencias Pastorales exitosas el primer día, en el área de la Comunidad.
  • Deben ser experiencias de dos países diferentes.
  • La idea es presentar modelos replicables para nuestras Iglesias particulares.
  • Las experiencias seleccionadas deben distinguirse por su creatividad e innovación, así como por responder a necesidades concretas de nuestros pueblos, en clave latinoamericana y caribeña.

Tiempo: 30 Minutos, para cada una.

Los panelistas, las experiencias pastorales y los coordinadores serán seleccionadas por las organizaciones responsables de animar cada una de las Comunidades junto con el Coordinador (a).

-Mesas de trabajo

Primer día: Después de escuchar los Panelista del Ver y el Juzgar, la Comunidad se organizará en Grupos para hacer resonancia de los aportes de los panelistas.

  • La Comisión Metodológica ayudará con preguntas que provoquen la reflexión colectiva. Para ello, se entregará un formato donde cada grupo establecerá: tres desafíos fundamentales de la realidad, tres premisas doctrinales y teológico pastorales que orienten de manera particular el trabajo pastoral en el área específica de cada comunidad.
  • Luego habrá una plenaria en cada Comunidad para llegar a consensos sobre cuáles serían los tres desafíos de la realidad y las premisas doctrinales.
  • El Secretario de cada Comunidad deberá presentar sus aportes en una reunión por Núcleo que se realizará en la noche después de la cena.
  • Habrá una síntesis por Núcleo

Segundo día: Luego de escuchar las experiencias pastorales y el Panelista sobre las Líneas de acción, nuevamente en pequeños grupos propondrán líneas de acción, compromisos y recomendaciones para las iglesias particulares.

  • Este es un espacio muy importante. No queremos que el Congreso se quede solo en el encuentro en sí mismo, o en la conmemoración de los 50 años como un hecho del pasado, si no que cada Comunidad pueda generar aportes que ayuden a dinamizar la Misión de la Iglesia en América Latina y El Caribe.
  • Cada una de las organizaciones tomará los aportes de cada comunidad para construir sus planes pastorales para los próximos años.
  • El segundo día nuevamente los secretarios de cada comunidad se reunirán por Bloques para llegar a consensos.
  • La Plenaria general será por Bloques.
  • Cada Comunidad debe construir un símbolo que refleje lo que han trabajado y vivido en el Congreso. Este símbolo será compartido en la eucaristía final de envío Misionero.

 

Tercer día: La plenaria de las Líneas de acción será por Núcleos Temáticos

  • DOCUMENTO FINAL: Cada una de las Comunidades de Vida producirá un Documento que servirá como insumo para los planes pastorales de las Iglesias Particulares y las organizaciones eclesiales de América Latina y El Caribe.

SERVICIOS

             Cada Comunidad contará para su funcionamiento con:

Coordinador (a)

Será el responsable de la animación de la Comunidad durante la fase previa virtual y en los días del Congreso.

-Perfil: Agente de pastoral con experiencia en el tema de la Comunidad, con capacidad para generar comunión, trabajo en equipo y permanente espíritu reflexivo. Manejo del uso pedagógico de espacios virtuales.

Debe dedicar por lo menos dos horas a la semana entre los meses de mayo y agosto, participar al congreso y dedicar por lo menos una hora semanal en el mes de septiembre, posterior al encuentro.

Tareas Durante la fase previa Mayo- julio

  • Seleccionar y colocar en el aula virtual documentos relacionados con la temática de la Comunidad, en diversos formatos (textos, videos, audios).
  • Varios documentos de alto nivel y pluralidad de pensamientos al inicio de la interacción virtual el 15 de mayo y luego por lo menos un documento nuevo cada mes hasta el Congreso.
  • Animar a agentes de pastoral del área de la Comunidad a participar en el Congreso, para garantizar la calidad de las reflexiones en la etapa previa y en la fase celebrativa.
  • Recibir de los participantes documentos, evaluarlos y determinar si pueden ser publicados o no en el espacio virtual.
  • Moderar un foro mensual de contenido entre mayo y agosto.
  • Organizar y moderar una conferencia virtual con un experto en la temática de la comunidad entre junio y julio (este experto no deberá ser uno de los ponentes o panelistas del Congreso, para no repetir).
  • Moderar permanentemente el foro de socialización, animando a crear un clima de compartir fraterno.
  • Seleccionar junto con la organización responsable de la Comunidad en el mes de mayo, los panelistas y las experiencias pastorales que  participarán durante los días del Congreso en Medellín
  • Asistir a los Panelista y experiencias significativas en sus requerimientos para el Congreso.
  • Organizar y preparar los materiales para la oración diaria.

    Durante el Congreso

  • Favorecer el conocimiento interpersonal e integración de los miembros de la Comunidad.
  • Coordinar y animar todas las actividades de la Comunidad, garantizando el espíritu de comunión y participación.
  • Garantizar la oportuna entrega de la sistematización y aportes de cada comunidad.
  • Promover espacios lúdicos y recreativos en momentos que sean necesarios.

El día previo al inicio del Congreso habrá una reunión presencial para afinar los detalles.

SECRETARIO (A)

Perfil del Secretario/a

 Agente de pastoral con experiencia en el tema de la Comunidad. Capacidad de síntesis. Experiencia en sistematización de contenidos generados en interacciones grupales. Será elegido (a) durante el Congreso entre los participantes.

Tareas: Recoger los aportes de la reflexión en la comunidad y sintetizarlos en un documento. Consignar la síntesis diaria de su comunidad en la reunión por núcleos temáticos.

Después del encuentro:

En el mes de septiembre la Comunidad deberá reunirse por lo menos una vez para compartir la experiencia vivida, revisar los compromisos y establecer mecanismos de seguimiento.

  • Algunos espacios de interacción podrían quedar permanentes, como espacios de reflexión.
  • Este Congreso nos permitirá conmemorar y proyectar el mensaje de Medellín como un eje clave de la Iglesia en el continente, en diálogo con la Iglesia universal. De esta forma nos cuestionaremos sobre el aporte de la Iglesia en la actual transformación de América Latina y El Caribe.
  • Es importante destacar que las organizaciones convocantes queremos celebrar el acontecimiento Medellín en diálogo con otras instituciones de la Iglesia, respetando el pluralismo y buscando la convergencia.
  • Medellín fue voz profética, que hoy más que nunca debe ser asumida con valentía y fidelidad al evangelio por la Iglesia latinoamericana y Caribeña. La sangre de tantos mártires de nuestro Continente debe ser fuente de esperanza en el triunfo definitivo de la Vida en nuestra Patria Grande.

Tal como afirmaron los obispos reunidos en Medellín: “Sobre el continente latinoamericano Dios ha proyectado una gran Luz que resplandece en el rostro rejuvenecido de su Iglesia. Es la hora de la esperanza. Somos conscientes de las graves dificultades y de los tremendos problemas que nos afectan. Pero más que nunca, el Señor está en medio de nosotros construyendo su Reino” (Medellín, Presentación).

 

            Comisión de Metodología

20/04/2018